Hay quien manipula a la pareja con dinero.

el

EL DINERO COMO HERRAMIENTA DE PODER.
Se tiene la idea de que quien paga manda. Así que en la vida conyugal también se aplica. Con el dinero se pretende comprar la voluntad y controlar a la pareja, incluso hasta a los hijos, con la justificación de que los mantienen. Y al que no le parezca: “la puerta está muy grande”
Y parece innegable, pero es cierto que los hombres tenemos ese poderoso instrumento con el dinero. Y desde luego que depende de la educación y de los valores, el cómo se usa y aplica en la vida familiar.
Hay varones que le entregan su mesada a su mujer, para que ella disponga a su antojo de ellos. O hay quien siendo estrictos, controlan cada gasto y limitan los recursos por temor al despilfarro. Existen muchas variantes según cada quien. Lo importante es que en el fondo se maneja la señal de que por medio del dinero se controla y somete a la mujer. Y se llegan a establecer conductas tipo patrón empleado. “Haces lo que te digo porque yo pago, así que obedeces” y si no, viene la amenaza de castigar con los recortes presupuestales, como suele suceder en los conflictos, separaciones y divorcios. El dinero se convierte en un instrumento punitivo y de venganza.
Y por el lado femenino, está la idea aún de casarse y ser mantenida, para que su único trabajo sea el hogar centrado en los hijos. Así, se establece una relación en la que el varón provee y la mujer administra. Lo que se presta y puede convertir en que el hombre manda y la mujer obedece. Lo que suele provocar enojo y malestar a la larga, pero principalmente genera miedo. Por eso muchas mujeres se someten y aguantan de todo, porque no tienen dinero para fugarse de una situación dolorosa e insoportable.
Es una queja muy frecuente a los esposos de que no les alcanza lo que reciben, son muchas las necesidades y los gastos. En el fondo está también la molestia de la insensibilidad masculina de no proporcionar el dinero suficiente para sus necesidades personales, de salud, vestido y recreación. Por lo que acaban sacándolo del gasto a escondidas del marido. O como muchas, prefieren encontrar un trabajo de tiempo parcial, para conseguir esos recursos que les hacen falta.
Continuaremos con el tema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s