El eje central del matrimonio

el

LA CONFIANZA MUTUA.

Un matrimonio necesita revisar su capacidad de confiar entre ambos, pues de lo contrario el deterioro puede ser gradual y llegar a un punto que se rompa.
Confiar es no tener miedo a que me lastimes, a que me mientas, a que me falles, a que me traiciones, a que divulgues nuestras intimidades, a que te aproveches de mis debilidades, y en fin la lista puede crecer.
El caso es que la confianza se construye en un instante, porque me la inspiras desde un inicio, pero también se puede perder en un santiamén. Claro que hay relaciones que también tardan tiempo, y en un largo proceso, para edificar una sólida confianza, que de igual manera se puede resquebrajar en cualquier momento.
Una relación sana, cultiva su confianza mutua y procura no ponerla en riesgo con mentiras y fechorías que la puedan dañar. Provocar incertidumbre, miedo y una constante volubilidad pueden afectar gravemente la confianza.
En cambio si te doy certeza, constancia, estabilidad y acabo por proteger y demostrar que estoy siempre del lado del bien. Entonces cualquier error que cometa no se convertirá en una falta de confianza. Seguramente podré recibir un gesto de comprensión y perdón. De lo contrario las pequeñas faltas que se acumulan, acabarán por nutrir la pérdida de la confianza.
Ya hemos visto que la infidelidad y los celos son una fuente inmediata de inseguridad, que provocan una fuerte confusión y malestar. Por lo que se convierte en desconfianza, que suele ser muy difícil recuperar.
Lo he visto en muchas ocasiones, cuando alguien te falla, como es una infidelidad, desde ese momento se pierde la confianza y de no ser por el amor de ambos, es complicado poderla recuperar.
Conocí una pareja, que bastó una sola vez que a ella se le ocurriera ir a cenar con un viejo amigo de la preparatoria, y fuera sorprendida dándole un afectuoso abrazo. Para que su marido, un tanto celoso, ya no volviera a confiar en ella.
Y el problema es que cuando se rompe la confianza, también aparece la falta de respeto y junto con ella se pierde la admiración. Y entonces si, la relación comienza su peregrinar a un inminente hundimiento.
Por eso es indispensable considerar a la confianza mutua, como la columna vertebral del amor. Para que no se pierda y así se mantenga un esmerado cuidado por mantenerla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s