Los que aún dudan por quién votar

el

LOS ELECTORES VOLATILES.

Son los identificados por las casas encuestadoras, como un segmento importante que hoy tienen una preferencia, pero que podrían cambiar el sentido de su voto el mismo día de la elección y que de alguna manera se han convertido en un papel definitorio de los próximos comicios.
Si retomamos el tema de que en muchas personas no existe información adecuada y sobre todo argumentos sólidos para respaldar su elección, entonces se encuentran proclives a los vaivenes emocionales del momento.
Y de esta manera los que tienen inclinación a cambiar de ultima hora o de alguna forma aún no estar seguros de su decisión final y que la pueden cambiar en cualquier momento. Se ha convertido en un factor de incertidumbre para dar mayor confiabilidad a los pronósticos.
Los debates como el del pasado martes 12, si dejan más en claro el perfil político, las propuestas y sobre todo la personalidad de los candidatos. Mas sin embargo no es determinante en la influencia para que los volátiles, puedan hacer sus correspondientes ajustes a su postura.
Quienes ya han hecho una decisión, están más bien al pendiente de lo que dice su candidato y reafirman su decisión al escucharlo. Sobre todo viendo con ojos críticos a sus opositores y tolerantes con el suyo.
Tal vez algunos espectadores del debate, que por cierto el tiempo y los entrevistadores acaban siendo los principales protagonistas, no van a cambiar su postura por lo que observaron. Se queda en un ejercicio más de la democracia.
Lo importante sucede con todos aquellos que no tuvieron ni siquiera el interés de verlo y que se prefieren quedar al margen de cualquier tema electoral.
Esos ciudadanos con un temple de indiferencia y desdén, si se les ocurre cumplir con su deber electoral el próximo 1 de julio, son mucho más propensos a ser de esos votantes volátiles e indecisos.
Y si en ellos descansa una importante masa de votos que pueden definir quién será nuestro presidente y gobernador junto a todos los demás cargos en cuestión. Pues tendremos que admitir que la decisión final, la determinan los que están menos involucrados y comprometidos con los menesteres políticos. Y eso dista mucho aún de ser lo óptimo en nuestra incipiente democracia.
Me atrevo a señalar que el tema más importante que define el rumbo que ha de tomar nuestro país. Es la indiferencia y el desinterés. Es decir a todos aquellos que no se han involucrado en este proceso democrático y que tampoco lo harán el día de las elecciones, Simplemente porque no les importa.
Los que rechazan intervenir, incluso en las encuestas, ha llegado a ser hasta un 45% de las personas que se han abordado por las diversas empresas encuestadoras.
Y son ellos los que nos interesa saber en qué piensan o por qué no hacen lo mínimo para preocuparse por la situación de su país.
Entre los volátiles, los indecisos, los ausentes y los que rechazan, están muchos mexicanos aún. A ellos hay que ir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s