NO SABEN POR QUIÉN VOTAR

el

EL APETECIBLE VOTO DE LOS INDECISOS.

Ahora resulta que los que no se han definido por un candidato, son muy importantes para inclinar la balanza en favor de uno u otro. Se han convertido en el platillo mas importante para los candidatos.

En los últimos día me he topado con varios de esos votantes que aun no han decidido bien su voto, son una especie de personas que va fluctuando entre uno y otro, porque aun no encuentran argumentos bien definidos del por quién votar.

Su perfil es bien curioso, porque de repente parecen tener un cierto sesgo de indiferencia por la política y hasta un marcado desinterés por enterarse de ella.

Por momentos me da la impresión de que poseen una ingenuidad que los hace ser fáciles víctimas de la manipulación de la propaganda y publicidad, pero que en el fondo no saben ni si quiera que hacer con su voto.

Algunos tienen como cierta información distorsionada que no saben aclarar y que preguntan para tratar de estar un poco más enterados de lo que les conviene hacer. Pero en realidad no profundizan y hasta pereza mental parecen sentir.

Los indecisos, son así, fluctuantes, no saben o conocen bien las opciones y carecen de un compromiso. Son veletas y van a donde les dicen que hay que ir. Son personas que no tienen firmes convicciones, equivocadas o no, no se atreven a dar un paso firme.

Hasta les extraña que los que ya hemos decidido nuestro voto. seamos firmes con nuestras filias y tengamos argumentos para defender nuestras posturas. Ellos no saben argumentar a favor de ninguna tesis, o porque simplemente no las conocen o porque no les interesan.

Una de las personas indecisas me decía que no iba a votar por x candidato porque era pro aborto, en un santiamén desarme su argumento. Y parece que se quedó conforme. Pero su postura descansaba en sólo apoyar al candidato que no atentara contra ese aspecto moral. De los demás argumentos y posturas de los candidatos no tenía ni idea.

Lo interesante de los indecisos es que se convierten en los que definen las elecciones a ultimas horas, y si lo pongo en tela de juicio, resulta que el próximo presidente lo define esa masa de la población, digamos la más insegura y que menos se interesa y conocen del asunto.

La verdad me parece que en una auténtica democracia se debería de exigir mucho más responsabilidad a los votantes ¿cómo es posible ese desdén, desinterés e incertidumbre? Y que al final tache una boleta por una corazonada, de oídas o simplemente al azar. O como algunos analistas dicen, porque me cae bien o mal, es guapo o parece inteligente.

¿Qué clase de decisión política es la que se basa en tremendas superficialidades y someras ponderaciones?

Necesitamos ejercer más conciencia en los ciudadanos e invitarlos a que se tomen mucho más en serio y con responsabilidad su voto.

Influir desde ahora en los indecisos va a inclinar la balanza final.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s