FATIGA CONYUGAL

ABURRIMIENTO E INFIDELIDAD

El empeño por ser fiel, se termina cuando te cansas de la misma rutina con la pareja, llega un punto en que el hartazgo acaba por predominar en la relación y la salida resulta mucho más cómoda… tener otras relaciones.

Siempre lo mismo y peor aún estar en un pleito y reclamo constante, desgasta tanto las relaciones conyugales, que es muy fácil salir corriendo de una relación y buscar con quien sí pasártela mejor.

Muchas veces en el matrimonio se llega a tal rutina que el aburrimiento es evidente, y peor aun cuando se dejan de hacer caso, mutuamente, y ya ni se escuchan. Es cuando ya de plano ni siquiera se invitan a salir, ni se manifiestan un mínimo de atenciones. Cómo bien dicen, ya de plano me ignora, como si no estuviera presente. Las conversaciones son casi nulas, y cuando existen es para decir cosas negativas y reclamar algo.

Desde luego que una vida así, va perdiendo sentido y gusto, y es evidente que si alguna otra persona te hace ojitos, te coquetea y te vuelve a hacer sentir que le importas a alguien más. Pues es muy probable que las cosas se acomoden para tener una mejor y más agradable relación. Es así como se comienzan algunas infidelidades.

A la mayoría de las personas nos gusta que nos traten bien, que nos hagan caso, que nos atiendan, que nos hablen bonito, que nos regalen algo y tengan detalles. Por ello los compañeros de trabajo suelen ser las personas con las que más nos encariñamos y es en el ambiente en el que surgen la mayoría de las relaciones de infidelidad.

Muchas veces aunque se quiera a la esposa pero ya no hay nada que te atraiga, porque la relación se ha convertida en aburrida, se busca esa nueva relación que tiene más condimento, más adrenalina, que despierte de nuevo las mariposas en el estomago y se revive el gusto por compartir lo bueno de la vida.

Si al aburrimiento se le agregan las discusiones, los pleitos, los reclamos, las ofensas y las complicaciones de la vida diaria, es evidente que se está fomentando una infidelidad, por eso se dice que es responsabilidad de la pareja, pues ambos están colaborando para que ese ambiente tan insípido y cansado los invada en el hogar.

La solución es muy evidente, primero es reconocer que tendemos a ser egoístas y por ello no tratamos de agradar y hacerle la vida más interesante y atractiva a la persona que se ama. Lo segundo es romper las espantosas rutinas, que sin darse uno cuenta en el transcurrir del tiempo, acaban por ser una realidad. Hay que variarle y estar siendo creativos, para no dejar que las mismas actividades se conviertan en una fatiga sin chiste.

Y desde luego, en tercer lugar tener presente que uno ha prometido ser fiel, en lo próspero y lo adverso, así que es muy importante y educado no darse permiso de buscar en otras personas lo que primero hay que buscar en tu pareja, hasta agotar todas las posibilidades, luchando por ella.

Uno es el responsable de ya tener una relación aburrida y no echarle la culpa a la pareja por ello.

ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s