El pueblo castigaba a los tiranos.

el

​           En la antigua Roma el Senado tenía dos opciones al morir un emperador : deificarlo , en caso de haber sido un emperador querido por el pueblo , o maldecir su memoria. Este “damnatio memoriae” estaba reservado para los tiranos . 

            Se destruían todas las estatuas de dicho emperador , se borraba su nombre de todas las inscripciones públicas y hasta se raspaba su rostro de todas las monedas para que no quedara rastro alguno de aquel tirano. Una especie de “haz de cuenta que nunca existió” por las terribles acciones que realizó en vida , y el miedo del senado y del pueblo de oponérsele , se desquitaban hasta el día de su muerte.

          Me pregunto, si los malos gobernantes de ahora se parecen a Caligula y Nerón . Los caminos de la historia se vuelven a encontrar y a repetir.

            Si no nos atrevemos a enfrentarlos durante su vida política, al menos cuando dejen el poder o mueren.

             Pero no deben de quedar impunes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s