¿Siguen siendo muy mexicanos?

el

​¿Qué tan mexicanos son los que viven en USA?
Desde luego que no se trata de emitir un juicio sobre las personas que viven allá, pues desde mi punto de vista, son unos valientes y distinguidos mexicanos que buscan oportunidades que no encontraron en México.

Sin embargo, en relación a nuestro estudio sobre nuestra identidad, si vale la pena hacer una reflexión al respecto.

Se es mexicano por nacimiento o por sangre, pero eso es para definir su estatus legal, y nosotros nos referimos a su identidad psico-socio-cultural.

A mi me queda muy claro que vivimos con una enorme frontera, que a la ves que nos une, también nos separa. Que existe una mutua influencia y que gran parte de ese territorio le perteneció a nuestra incipiente República Mexicana.

El flujo migratorio entre los vecinos ha sido constante, de allá para acá vienen por ciertas razones y nosotros para allá, por otras. Y es cierto que la balanza es muy desproporcionada.

Hay antecedentes muy importantes, tanto durante la primera como la Segunda Guerra Mundial, de venir reclutadores a llevarse miles de trabajadores para la industria y con ella apoyar sus necesidades.

En muchas ocasiones he visto,  en los mexicanos que emigran, llevar un corazón y un carácter envidiable. Son héroes sin fusil, porque junto a su sueño y entusiasmo, transportan nuestras costumbres y tradiciones. Que se han esparcido en todo aquel territorio, generando una influencia tan clara,  como la que ellos han realizado en el nuestro.

Son mexicanos comprobados, porque a pesar de residir por varios años allá, nunca dejan de ser lo que son, continúan con su identidad, a pesar de que el entorno, muchas veces les exige y presiona a que la dejen. 

Cuando muchos mexicanos que viven aquí, tienen un estilo de vida y se llegan a creer más “gringos” que los que viven allá. 

Precisamente muchos analistas se quejan de que los mexicanos que viven en USA

son de las nacionalidades que menos se asimilan al “·American way of life”, y que más bien acaban por crear un estilo nuevo de vida que es conocido como “cultura chicana”.

Parece que existe un miedo inconsciente, en muchos norteamericanos, de que efectivamente los mexicanos, legales o ilegales, continúen invadiendo culturalmente a los Estados Unidos, como si se tratara de recuperar las tierras que nos despojaron en la “guerra” de mediados del siglo XIX. Y entonces se cumpla el deseo de nuestro himno nacional, de que hay un un soldado en que cada mexicano.

Dentro de los que emigran hay de todo, es una variedad enorme de mexicanos, con la pluralidad cultural que tenemos aquí, como también con las ondas raíces mesoamericanas y mestizas que nos caracterizan.

Hay mucho talento, deseos de trabajo, entrega a la familia, esmero por progresar y dar a los hijos mejores oportunidades. Como también hay vividores, ladinos y tramposos.

Si son mexicanos, construyendo una nueva manera de serlo, y mostrando a los que nos quedamos,  lo mucho que se puede progresar.

Continuaremos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s