Cuando la cantidad es ya un problema.

el

​¿Por qué la cantidad importa tanto?
Hay un punto en que las veces que hacemos algo malo, resulta crucial para el bienestar. Una pastilla medicinal, en la dosis adecuada, es una solución para un problema. En cambio muchas, se convierten en veneno. Por eso muchos suicidas lo tienen como un recurso eficaz: se toman el frasco entero.

Decir una mentira, de vez en cuando, pues no es grave; pero ya hacerlo un hábito de vida, sí. Comer fruta todo los días, es muy sano; pero sólo comer fruta, ya no.

El problema de los adictos es la cantidad  “poco veneno, no mata”

La salud se desploma, cuando se rompe el equilibrio. Una vez que predomina una mayor cantidad de algo y desplaza a los demás. Por eso se dice que la mejor dieta, es la variada, la que incluye una rica diversidad.

Una persona que bebe diario, pero al cabo de una semana, resulta que ya se ha tomado más de un litro, es cuando se hace evidente su alcoholismo.

No cabe duda que la virtud se encuentra en el justo medio “ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre” señalaba San Agustin. Y es que encontrar la medida justa es el verdadero camino del bien.

Es igual con el problema de la obesidad, comemos demasiado y hacemos poco ejercicio. Además ingerimos mucha harina, azúcar, grasas y sal. Que por supuesto nos conducen a un sobrepeso, especialmente si es frito.

Fijarnos en la cantidad, resulta práctico y saludable, no exagerar de más, ni quedarnos en el mínimo. Acaba por ser una fórmula adecuada.

Más sin embargo, nos escandalizamos si alguien consume drogas recreativas aunque sea muy de vez en cuando. Y la razón es muy simple. Es que hay productos y cosas que por sí misma son adictivas. Empiezas con una, y acabaras queriendo más y más. Por ello es fundamental comprender,  que en la vida se recomienda encontrar un equilibrio, pero mantenerse alejado de todo aquello que seguramente te conduce a consumirlo en mayor cantidad.

¿Quieres identificar en dónde están tus tendencias adictivas? sólo te tienes que fijar en aquello en lo que compras cada vez más, y que te gusta mucho. Y sobre todo, que llega un momento en que ya no puedes dejarlo de tener, porque te entra ansiedad. Es ahí  cuando la cantidad se convierte en un  verdadero problema.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s