POR UN MEXICO LIBRE

el

​UNA NUEVA INDEPENDENCIA
Los actuales acontecimientos económicos y sociales,  nos permiten reflexionar lo importante que es la historia, para comprender nuestro presente.

En los gloriosos años de la Independencia (1810-1823) gracias al esmero de los intelectuales y líderes de entonces, como ya hemos comentado. Se inició una emancipación intelectual y social, con un levantamiento armado en contra de los opresores y explotadores de los mexicanos.

Doscientos años después, ahora somos dependientes, y de cierta manera esclavos y sumisos a nuestros vecinos del norte. Algo hemos hecho, o dejado de hacer los mexicanos, para que esto suceda. Pero el hecho es que volvemos a estar bajo el dominio de una nueva potencia, que hace lo que le venga en gana con nosotros

Por eso se antoja,  plantear una nueva era de independencia de ellos,  y luchar por nuestra autodeterminación y construcción de nuestro rumbo y destino.    

Muchos podrán o no estar de acuerdo, pero al menos desde mi óptica, resulta evidente que somos dependientes de los caprichos de ellos, amén de sus injusticias y abusos.    

El periodista John k. Turner, hace un siglo, escribió en su libro México Bárbaro: “Díaz es el sostén principal de la esclavitud; pero existen algunos otros sostenes sin los cuales el sistema no podría mantenerse mucho tiempo. Por ejemplo, hay un conjunto de intereses comerciales que obtienen  grandes ganancias del sistema porfiriano de esclavitud y autocracia; estos intereses dedican una parte importante de su gran poder a mantener en su sitio el sostén principal a cambio   de los privilegios especiales que reciben. Entre estos intereses comerciales no son los menores los norteamericanos, quienes -me sonrojo de vergüenza al decirlo- son defensores tan agresivos de la fortaleza porfiriana como el mejor.”

Lo que nos confirma que, detrás de muchos acontecimientos importantes de nuestro pasado, han estado los intereses económicos y políticos de grupos comerciales de Norteamérica, entre ellos, desde luego, el petróleo y la gasolina, como muchos otros,  en especial la industria automotriz y la maquiladoras.

Ya son muchos los mexicanos que sabemos que hemos perdido el rumbo, y la sugerencia, para mi, es muy clara, necesitamos un nuevo plan para independizarnos ahora de ellos. Tenemos la ventaja de que son muchos millones,  de nosotros,  que ya viven en su territorio. Solo falta unirnos.

De aquí,  repetimos,  que urge una revolución cultural y educativa, para que logremos establecer una fortaleza de nuestra identidad y siendo más seguros y dueños de nosotros mismos,  podamos sacudirnos esta nueva dependencia y sometimiento,  que no nos deja crecer, como a nosotros nos gustaría.   

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s