Opciones diarias

el

        Fue una increible cena de Navidad, disfrutamos todo; desde los comensales, la conversación,  los deliciosos platos y hasta el lugar. Desde luego que lo más importante fue el agradecimiento por el misterio de la encarnación.

        Teníamos las ganas, en estos días, de ir a la montaña, pues había hecho mucho frío y llovido lo suficiente,  como para encontrar nieve.

          Así que el 25 nos levantamos muy temprano, nos fuimos a misa de 7:30 compramos unas viandas para preparar unos exquisitos huevos a la “benedictin” y salir en cuanto posible, a recorrer hora y media de carretera para llegar a nuestro destino.

            El espectáculo fue de una belleza inigualable, había nevado los dos días anteriores,  y era una capa de nieve de al menos de 20c. El bosque estaba espléndido, era un escenario tan hermoso, que para donde voltearas, había un lugar digno de una fotografía.

             Era el mejor regalo que habíamos recibido de Navidad. En compañia de nuestros seres queridos, en familia y gozando de paz, alegría, salud y de un sol radiante y casi sin nubes.

              El lugar se transformó en un sacro templo. La naturaleza misma lo había construido, ese mismo Dios encarnado que estamos festejando, lo creo todo.

              Eso es lo que nos regalamos está Navidad, no hubo objetos materiales, no quisimos reducir el festejo a un intercambio de regalos, optamos por la montaña, por el esfuerzo de levantarnos temprano y de acudir al encuentro con la experiencia más maravillosa que teníamos a la mano.

            Todo se dio, fue nuestra opción.

Ahora nos queda muy claro, que en la vida no sólo es dar o recibir, sino construir tus propios caminos y hacerte responsables de ellos. Es, el ejercicio excelso de la libertad y que al escogerlo a El,  es lo que nos trae tanta felicidad y experiencias tan maravillosas como las que vivimos, una parte de mi familia, en esta Navidad. La otra se quedó dormida, esperando a Santa, o cualquier otra cosa, menos la de acompañarnos.

         Así es la vida, un diario ejercicio de nuestra libertad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s