Los que están aburridos, son más propensos a las adicciones.


Tan cierta es la frase de que la “ociosidad es la madre de todos los vicios” que sigue vigente y haciendo estragos en un estilo de vida en la que abunda la gente que no tiene nada que hacer.

Desde los “ninis” hasta los desempleados y los aburridos, pueden pasar largas jornadas y periodos completos sin hacer otra cosa que “picarse los ojos y papar moscas”

Bien decía el filósofo Bertrand Russell en su libro la Conquista de la Felicidad, que el gran problema del hombre de principios del siglo pasado,  iba a ser el aburrimiento, y que por consecuencia el entretenimiento crecería enormemente.

Y de hecho,  es una de las realidades que estamos viviendo. Fácilmente nos aburrimos y para compensarlo estamos rodeados de cuanta cosa se nos ocurre para entretenernos y hacer más interesante y divertida nuestra vida.

En una cultura del ocio y el aburrimiento, hemos construido una cultura de las adicciones. Y peor aún, si lo mezclamos con la epidemia de depresión y soledad que padecemos, resulta muy comprensible que estemos tan atrapados navegando en tanto alcohol, drogas y todo tipo de evasores del dolor y el sufrimiento.

Desde luego que también han surgido gloriosas y virtuosas maneras de arrebatarnos el aburrimiento, por ejemplo el cine, la música, las bellas artes, los deportes olímpicos, el fútbol, los deportes extremos y en fin múltiples actividades que nos alejan de los seductores vicios que abundan por doquier.

De aquí la importancia de lanzarnos a una verdadera campaña por orientar a los que no tienen nada provechoso que hacer y ayudarlos a tener una vida más creativa, ingeniosa y sobre todo productiva.

Si no hay nada bueno que hacer, la tentación por hacer algo malo está muy al alcance. Así que una tarea urgente e impostergable es tratar de erradicar esa inmunda esclavitud que padecemos en nuestros tiempos. Estar sin ninguna ocupación.

Y lo peor del caso es que hay tantas cosas interesantes y necesarias que hacer,  que resulta increíble que no se hagan, habiendo tanta gente aburrida y ociosa.

Vamos a proponer algo en concreto para que la ociosidad deje de reinar y siga siendo la madre de todos los vicios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s