LOS GUERREROS MEXICANOS


 

No se trata de militares ni personas que buscan pleitos, hablamos del guerrero interior que traemos, gracias a nuestros ancestros Mexicas.
La disciplina del guerrero no era una preparación contra enemigos externos, sino contra el verdadero enemigo, que somos nosotros mismos.
Nuestra apatía, indisciplina, frialdad, egoísmo, falta de solidaridad, respeto y carencia de honestidad son algunos de las feroces debilidades que nos atrapan en nuestra cultura.
La batalla es contra ellos y todas las demás flaquezas que cada uno de nosotros llevamos en nuestra propia historia personal.
El guerrero se forja en los gimnasios y palestras, en los centros ceremoniales y la vida diaria. Es la seguridad y conciencia de sí mismo la que conlleva a conocerse mejor y a saber reconocer los defectos y carencias, como también la misión y cualidades que se poseen para alcanzar a lograr las metas en la vida.
Vivir en armonía consigo mismo, a mantener una estabilidad que permita el desarrollo de todos los sentidos y de la capacidad de observar el entorno de una manera detallada y organizada, hasta guardar la información en una memoria aguda y precisa.
Como hemos visto, el mexicano es inestable e inseguro frente a los retos de la vida, sólo los que retoman al guerrero interior, que llevamos dentro, logran superar las dificultades y sobreponerse.
Sabemos que se trata de una lucha constante, entre el lado oscuro, impulsivo, frágil, incompetente, corrupto y egoísta. Pero que con la fuerza de la propia voluntad se puede surgir y vencer. Junto a un lado muy positivo que tenemos de nobleza, de perseverancia, de sacrificio, de creatividad, de generosidad, de empeño por ser solidarios con los que más sufren y en fin seres comprometidos con la comunidad y el mundo en el que vivimos.
Lamentablemente hay muchas personas que se tiran al suelo derrotados por su propia desesperación, gente que no encuentra nunca su lugar, ni su misión, algo que no sucedía en el México precolombino, pues desde el nacimiento se tenía marcado un destino y una misión que sólo había que cumplir con entrega y constancia.
Por eso el mexicano optimista y luchador, es el que es creativo y emprendedor, ha despertado ya su guerrero interior que lleva adentro. Lo alimenta, lo cobija, le da alas para que inicie elevados vuelos de águila y luche como jaguar por lo que quiere. Busca sabiduría y la encuentra en el canto, la música y la danza, un camino de comunicación y armonía con el cosmos.
No llora sus derrotas ni se queda atrapado en la oscuridad de sus fracasos, sino que aprende de las caídas, para seguir su peregrinar hasta encontrar lo que anhela.
Queremos la fuerza del guerrero Mexica, la genética de nuestros ancestros la traemos en nuestras células, unos más que otros, pero está allí en tu corazón para que los despiertes del letargo y te pongas a combatir a tu propio enemigo y sepas salir adelante con responsabilidad, sin que le eches la culpa a nadie.
Fuerza Guerrero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s