Desear lo que no se ha trabajado

Son personas viles las que desean despojar de sus bienes a los que  han trabajado honestamente por ellos.

A la hora de heredar, están como depredadores buscando con qué quedarse del familiar fallecido.

Los familiares “carroñeros”, por envidia y codicia, son capaces de justificar todos sus actos corruptos,  con tal de quedarse con lo que no les corresponde.

Un hermano puede despojar a otro de sus bienes, aunque nunca los haya trabajado, porque simplemente se siente con el derecho legal de poseerlos.

Lo justo es saber respetar la voluntad expresada en el testamento y cuidar que el deseo de las propiedades ajenas no se convierta en un ánimo por robarlas.

Los más valioso es sólo aspirar a lo que verdaderamente uno se merece, como producto del esfuerzo y del trabajo. Y si te toca algo que no trabajaste, agradecerlo con mucha humildad y no querer aspirar a más.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s