Ser dependiente, es muestra de inseguridad.

Entre más dependiente, más inseguro.

Sin el ánimo de hacerlo una sentencia tajante, hay mucho de cierto que entre más se depende de algo, más inseguridad de algún tipo se padece.
Los adictos esconden sus temores y hacen de su vicio una fuente artificial de una seguridad transitoria.
Por eso se puede explicar que les llega a costar más trabajo el dejar aquello de lo que dependen, porque sin duda se tendrán que enfrentar con su inseguridad, a la postre con alguno de sus indomables miedos.
Educar en la seguridad de sí mismo es un arte fundamental en la formación del carácter. Es como bajar por unas empinadas escaleras sin necesidad de un apoyo en el pasamanos. O tomar decisiones sin la necesidad de estar preocupado por acudir a que te reafirmen lo que has decido.
El miedo es ineludible en la vida, lo mejor de todo es adquirir la confianza en sí mismo, en el propio pensar y ser. Sin tener que recurrir a los apoyos de los demás para hacer las cosas.
El no aprender a ser independiente desde la infancia, facilita que en la adolescencia se requiera de alguien o de algo, para descifrar lo que toca realizar.
Sean una prenda de vestir, un cigarro, una bebida o una persona las que otorguen la seguridad. El día que no se tienen aparece el miedo, la inseguridad y en fin la desconfianza.
Por eso, el adicto se abraza con singular fuerza a aquello que lo hace sentir bien y le da lo que requiere para enfrentar los retos y desafíos que el destino le presentan.
Desde que se comienza a deambular, el infante pide a gritos la mano de un adulto para dar sus primeros pasos, pero de inmediato prefiere aprender a caminar sólo y disfrutar de tan importante y agradable experiencia sin que los demás le den la mano.
“Yo puedo solo”… se dice a sí mismo. Tratando de demostrar que se pueden realizar las actividades sin la mano de los demás. Es bajar la escalera sin el pasamanos.
Vamos fomentando más la seguridad en las personas. Es un punto clave para evitar las dependencia y vacunar en contra de las adicciones.
Si ya se es adicto, qué mejor que comprender su necesidad de confiar en sí mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s