Para dejar la dependencia es necesaria la perseverancia

el

La perseverancia es indispensable.

Dedicarle a lo que uno se propone con todo el corazón, con todo el esfuerzo y con todas las capacidades al alcance, es ser una persona perseverante.
Ciertamente es una gran don, poseer esta disciplina, pues poco a poco se van logrando las cosas, al cada día poner un granito de arena, a lo que nos proponemos.
El problema es que muchos no poseemos este don en forma natural y lo tenemos que ir cultivando. En principio es tarea de los padres, de los maestros y de los adultos en general. Pero es difícil que se pueda enseñar lo que no se posee o practica.
Una confusión muy común de los educadores es creer que la perseverancia se enseña a base de disciplina y en la generación de hábitos. Y por eso, durante siglos, se ha “instruido” a los niños bajo este patrón. Sin embargo lo esencial no es forzar, empujar y motivar a que se sea perseverante a base de premios y castigos, o en forma autoritaria y obligada. Sino a generar en el infante, que surja desde su interior. Que se desarrolle una vigorosa y firme voluntad.
Si el adulto es el que lleva la vigilancia, la estrecha corrección de los hábitos y en fin la tutela de la voluntad en crecimiento; en realidad tiende más bien a gestar una dependencia. Y las cosas se hacen porque hay quien supervisa y vigila. Que eso es lo que pasa exactamente con los niños, cuando los padres ponen horarios y vigilan que su hijo haga la tarea, bajo un premio o un castigo. Mientras están los padres el niño cumple, cuando se van, el encanto de la aparente disciplina y tenacidad se esfuma, porque en realidad pertenece al adulto y no al menor.
La verdadera perseverancia surge del interior de la persona, se convierte en un proceso personal que se hace con gusto y con ganas. Hay una verdadera convicción por hacer las cosas con constancia. Por eso el fracaso de muchos programas de rehabilitación de tóxico dependientes. Pues mientras están bajo estrecha vigilancia y horarios sujetos a una clínica, se logra alcanzar el objetivo. Pero en cuanto salen de ese régimen, es muy fácil que vuelvan a recaer, porque no se construyó una verdadera perseverancia.
Continuaremos con el tema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s